Teatro de papel a cargo de la compañía Claroscuro

P1010765

No podía ser de otra manera. El teatro entró en los aposentos de Ubú en pequeño formato, invocando las míticas marionetas de Alfred Jarry. El 27 de diciembre de 2013 la compañía de teatro Claroscuro, formada en 2008 por Francisco de Paula y la canadiense Julie Vachon, artífices de maravillas escénicas como Yo soy la locura, tuvieron a bien recalar en Ubú Libros para poner en escena una obra infantil para teatro de papel titulada El pastorcillo.

Aquí podéis ver un pequeño fragmento de la actuación:

 En fin, Andrés Molinari, crítico teatral del Ideal de Granada lo narró mucho mejor que nosotros su columna del 30 de diciembre:

Molinari%20blogESCENARIO ENTRE LOS LIBROS / Andrés Molinari

Una descendiente de José Martín Recuerda ha abierto, hace un par de meses una librería de segunda mano en Granada. Hasta aquí la noticia no sería más que una simple reseña de cómo continúa el amor a los libros usados, incluso entre la juventud de nuestra ciudad. Pero la querencia familiar parece haber anidado en Miriam (sic) Recuerda y en su estrecho y pequeño local de la Plaza de las Descalzas ha reservado una habitación para el teatro. Piensa montar un escenario como Dios manda, entre sus libros de viejo, pero por ahora se contenta con disponer de unas cuantas sillas para los mayores y una fila de cojines para que la chiquillería se siente en el suelo. Si Recuerda es un apellido que en Granada nos remite directamente al teatro, no lo es menos el nombre de su librería. Se llama Ubú, como la inmortal obra de Alfred Jarry que revolucionó la concepción teatral decimonónica a la vez que preludiaba las convulsiones escénicas del siglo XX. En este diciembre de 2013, para dar vida a su teatro, la librería Ubú ha contado con la colaboración de la compañía Claroscuro, que alterna el teatro de títeres con el de actores, y que actuó con notable éxito, nada menos que en el programa grande de nuestro Festival de Música y Danza, con su montaje “Yo soy la locura”. Esta vez, la compañía ha querido equipararse en sencillez y delicadeza a las pretensiones de la librería y a la fechas navideñas. Para ello ha elegido un texto breve titulado “El pastorcillo”, de la colección Seix Barral, representado en un teatrito de cartón, de aquellos que hacían las delicias de nuestros abuelos en la primera mitad del siglo XX y que seguramente Martín Recuerda vio en la Granada de la época, como cuenta el actor Francisco de Paula Sánchez que le ocurría con su abuelo. Un grupo de niños fue el afortunado auditorio de esta representación, en la que además de Francisco brilló la muy buena interpretación de la canadiense Julie Vachon, encantadora, tierna y muy algo picaruela, arropados por el laúd renacentista tañido por Miguel Ángel Jiménez. Un regalo navideño muy de agradecer por rescatar el nombre de nuestro entrañable dramaturgo, recordar los teatros de papel y cartón, y colocar un escenario entre libros viejos, unos compañeros sin duda muy bien avenidos.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s